El rock que suena en la calle

Un verdadero fogón machadito, anunciaba a las 22.30 la llegada de la primavera. Maturana en Baruyo Bar se engalanaba de fiesta para dar comienzo a una velada cálida y afectuosa, en donde no falto nadie a la cita. Fanáticos, familiares, amigos y nuevos fans pudimos disfrutar de un excelente show en vivo.

Maturana: reciente ganador del Premio Gardel como Mejor Álbum Nuevo Artista de Rock, deleitó con sus canciones cargadas de historias y fuerte contenido social, pero con sello propio: el independiente, tallando en cada melodía una impronta absoluta y única que le da al quinteto una mirada exclusiva y muy particular.

Disfrutar de un show de Maturana en vivo es emprender un viaje por distintos sonidos y transportarse al otro lado del Río de la Plata. Un repaso por viejas canciones que componen su primer álbum “Encendámonos como: Mujer; El Falco apenitas; En la orilla, y un recorrido por las que forman su último trabajo “Suena la calle”, como: Tango derramado; Enloqueciendo Un día soleado; Voy; El atajo, fue el festejo de Adrián «Tuby» Puig ( bajo y coros) Gastón «Tonga» Galván (voz y guitarras) Juan Manuel Galván (guitarras, arco electrónico, charango y coros) Leandro Lelo Galván (percusión, accesorios y coros) y Mariano Valado (batería), y en el que no faltaron los invitados: Pablo en violín, Nicolás en bandoneón y el sexto Maturana como ellos mismo definen, en vientos: Fernando Barragán Sandi.

Maturana es sinónimo de rock desde la fibra más íntima y lo expresa desde un verdadero homenaje al rock independiente, al rock que suena en la calle.