Mendigando. Aprendimos a resistir

Desde el Conurbano Sur en la ciudad de Avellaneda, con una mirada autocrítica y de justicia social “Mendigando” cuenta en sus canciones como tener una actitud ante los problemas de la sociedad. Piden “apoyo a las bandas independientes para que todas tengan  igualdad de oportunidades”, así lo resalta Rodrigo Lèpore (voz y guitarra), acompañado por Juanga Galante (guitarra), Mauro Durán (bajo) y Bocha Rondan (batería). Se presentan el 14 de marzo en Club de Tucumán (Av. Andrés Baranda 941, Quilmes Oeste), esta vez la cita será en compañía de Jóvenes Pordioseros.

¿Cómo nace Mendigando?

-RL: Nacemos de la manera más emocionante y pura. Necesitábamos contar las cosas que veíamos y nos pasaban, eso no lo pudo detener absolutamente nada. A pesar de no tener  con instrumentos en el comienzo, de no tener un apoyo económico en un circuito donde es casi imposible moverse sin plata, y de ser los primeros en hacer música en nuestras familias. Todo lo que hacemos viene con esa fuerza y necesidad de contar lo que le pasa a personas como nosotros.

-Tienen dos trabajos independientes, “El gran banquete” editado en el 2010, y “La ciudad de los corazones sin sangre” en 2012. ¿Qué balance hacen entre uno y otro? 

 -RL: Con “El gran banquete” cumplimos sueños, de esos que crees imposibles hasta que  te das cuenta que en verdad están pasando. Un primer disco viene con esa magia y fuerza, que hacen que pasen un poco de lado las limitaciones de la banda y las condiciones en las que se grabó. Este disco nos puso en situaciones que excedían a los sueños más disparatados de cualquiera de nosotros. A los tres meses de su lanzamiento estábamos tocando para más de 16.000 personas en el Estadio del Club Luján junto a Luciano Napolitano, El Tri de México, Alejandro Medina, Abel y Fachi de Viejas Locas y Tete de La Renga.

Para cuando empezamos a componer lo que después iba a ser “La ciudad de los corazones sin sangre” se nos empezó a complicar tocar en Capital Federal  porque nos suspendían los recitales. El clima social en el país estaba enrarecido, y los espacios de música, desde lugares para tocar, radios y televisión estaban copados por grupos con un mensaje muy liviano. No decían nada de lo que nosotros veíamos que pasaba y todo eso mal que mal nos influenció para hacer el disco. Tardamos mucho tiempo en grabarlo y en poder editarlo, como todas las bandas independientes, con mucho esfuerzo y poniendo plata de nuestros bolsillos y de lo que recaudamos en recitales.  Lo presentamos con una gran puesta en escena a cargo de Maru Mendiondo, que además es la encargada de las gráficas de nuestros discos y fotógrafa. Con un Obelisco de cinco metros de alto y un montón de cosas más que recreaban a una ciudad en destrucción. El público esa noche se volvió loco, fue impresionante. Pero poco a poco toda esa fiebre fue bajando, porque el disco se metía con parte de la sociedad. Los medios y la industria musical nos empezaron a pegar de todos lados. Solamente nos pasaba un programa en Venezuela, que hoy se encuentra intervenido, y otro en México. Así es como tuvimos que difundir estos temas a través de Internet. Desde hace unos meses muchas radios independientes y espacios de rock en Buenos Aires nos están dando un lugar, y estamos agradecidos enormemente. De un disco a otro, sobre todas las cosas, aprendimos a resistir. Acá estamos, esperando lo que viene, en pie.

-¿Cuáles son sus influencias?

 -RL: The Rolling Stones, Pappo`s Blues y Riff, Los Piojos, La Renga, Viejas Locas, Charly García y The Doors, son las bandas con las que crecimos y aprendimos tocando sus canciones, pero por supuesto que hay otros músicos que conocimos con el tiempo, y también son importantes para nosotros.

-¿Desde  las primeras presentaciones hasta hoy, que cambios pueden destacar en el crecimiento de la banda?

 -RL: El crecimiento en la banda fundamentalmente está relacionado a que siempre fuimos conscientes de nuestras limitaciones, e intentamos mejorar.

-¿Cómo surge la invitación de Sergio “Poyo” Toloza en varios de sus shows? ¿Qué rescatan de la experiencia?

 -RL: Un día apareció en un recital nuestro y tuvimos el honor de que haya querido venir a regalarnos su música en unas cuantas oportunidades más. Sin ningún lugar a dudas es el mejor, con todo lo que eso significa: pasión y respeto por la música, rock and roll y humildad, eso es Sergio Toloza y eso es lo que  rescatamos luego de haber tocado con él.

-¿Cómo son los shows de “Mendigando” en vivo?

-RL: Tratamos de que sean lo más calientes y explosivos posibles. Muchas veces es tan grande la excitación del público que en los últimos temas terminan subiendo al escenario para cantar con nosotros. También nos gusta la música  psicodélica y el folk, ahí la relación con el público cambia, se torna más introspectiva y cada uno vive a su manera  lo que transmitimos.

-¿Qué mirada tienen sobre el rock  independiente? ¿Creen que hay espacios suficientes para tocar?

-RL: Hoy en día la única forma de hacer rock de verdad, es siendo independientes. Con respecto a los espacios, considero que los lugares para tocar con cierto renombre, como  los festivales, son propiedad de un sello discográfico muy importante del país y solo tocan sus artistas o los artistas que generan mucho dinero. En los  lugares que tocan las  bandas independientes como nosotros, por lo general no tienen sonido, o tienen uno muy malo y es imposible competir contra el sonido y la producción que tienen las bandas que están en las grandes discográficas. Pido que apoyen a las bandas independientes, sean del género que sean, para que todos podamos tener la oportunidad de mostrar nuestra música en las condiciones que merecemos.

-El 14 de marzo se presentan en Club de Tucumán junto a Jóvenes Pordioseros. ¿Qué expectativas tienen para el show?

-RL: Las mejores!!! Nos vamos a encontrar después de unos meses con nuestro público, les agradezco en nombre de Mendigando a los chicos y chicas que vienen de todos lados: Avellaneda, Sarandí, Dominico, Wilde, Quilmes, La Plata, La Ferrere, Dock Sud, Lanús, Monte Chingolo, La Boca, Solano, Capital Federal y a los chicos del Oeste. Además es un gusto volver a tocar con Jóvenes Pordioseros, y en Club Tucumán, que es un lugar en donde nos  van a poder escuchar con un buen sonido.

-¿Que nos pueden adelantar para el resto del año?

-RL: En estos momentos estamos terminando nuestro nuevo disco, grabado por un genio del rock como lo es Álvaro Villagra, y otro genio y amigo como Gerchu Niemevz. Esperamos que salga en la segunda mitad del año. Durante marzo, abril  y mayo daremos comienzo a una nueva gira. En los próximos días estaremos dando  a conocer por medio de nuestro sitio web los conciertos que se vienen.

www.mendigandornr.com.ar .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *